El Resplandor: la reseña cinematográfica

El Resplandor: la reseña cinematográfica  

Jack Torrance, un exprofesor, acepta un puesto como vigilante de invierno en un solitario hotel de alta montaña para ocuparse del mantenimiento. El Resplandor: la reseña cinematográfica

Al poco tiempo de haberse instalado allí junto con su esposa y su hijo, empieza a sufrir inquietantes trastornos de personalidad.

Paulatinamente, debido a la incomunicación, al insomnio, a sus propios fantasmas interiores y, tal vez, a la influencia maléfica del lugar, se verá inmerso en una espiral de violencia contra su familia, que a su vez parecen víctimas de espantosos fenómenos sobrenaturales.

Hablar sobre las películas de Stanley Kubrick, es hablar de una cinematográfia de altísima Calidad, sobre todo en el aspecto técnico

Un ejemplo de eso lo vemos en THE SHINNING, basada en la novela de Stephen King( de quién es sabido su odio a esta versión), Kubrick despliega una maestría innegable para la realizacion cinematográfica, el primer plano dónde podemos ver las montañas me recuerda a las tomas panorámicas que hoy en día realizan los drones, en medio de esa vasta toma se visualiza de forma pequeña el auto de Jack Torrance, abriéndose y cerrándose continuamente.

Todo eso bajo la hipnotizante y aterradora música de Wendy Carlos (antes Walter) que realmente cala en la sique humana, creando el ambiente perfecto para el suspenso.

Y así podría seguir enumerando las cuestiones técnicas que la película presenta, pero mi favorita es la secuencia en dónde Danny comienza andar en su triciclo por todo el hotel, lo fascinante de la toma es lo estática que se queda la pantalla sin ningún sobresalto, logrando un encuadre fenomenal, está genialidad se la debemos a Garrett Brown, quién invento la Steadicam que permite al camarógrafo mantener la toma fija, a pesar de estar en movimiento, esto supuso un gran avance en la cinematográfia.

Ya en la cuestión argumentativa, la historia tuvo muchos cortes significativos, que según a palabras de Stephen King, le quitaron la escencia a su historia (situación habitual en las adaptaciones cinematográficas de novelas)

Cuestión de gustos ese aspecto, en mi opinión me gustó el montaje final, que mantiene un ritmo semilento, con ese sentimiento de aislamiento total.

En lo actoral es evidente que Jack Nicholson tiene cara de loco, sin necesidad de algún maquillaje o protesis, lo que derivo en una sobre actuación de parte de Nicholson, aclaro, no digo que sea malo, es más, está acordé a la locura evidente que la historia encierra con su paranoia y claustrofobia.

Te puede interesar: Tulum es la mejor playa del mundo: World Travel Awards

Bajo esa misma situación encontramos a Shelly Duvall, que padeció él rodaje, dejándoja paranoica y físicamente sensible, noción que va de la mano con su personaje Wendy quien lucha por no caer en ese abismo de locura. El Resplandor: la reseña cinematográfica

La música de Wendy Carlos es alucinante, añadiendo más locura a la trama.

Estrenada en 1980, THE SHINING ha ido la película más taquillera de Kubrick. El Resplandor: la reseña cinematográfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *