Al diablo con el diablo: la reseña cinematográfica

Al diablo con el diablo: la reseña cinematográfica

Elliot Richards (Brendan Fraser), trabaja extenuantes jornadas laborales en un centro de llamadas donde sufre las bromas de sus colegas y no tiene amigos verdaderos. Al diablo con el diablo: la reseña cinematográfica

Está enamorado de su colega Alison Gardner (Frances O’Connor), pero teme confesárselo.

Mientras Elliot está en un bar pensando hablarle a Alison y murmura que daría lo que fuera para tenerla, el Diablo ( Elizabeth Hurley) escucha su deseo y le propone a Elliot un contrato: su alma a cambio de siete deseos.

Bedazzled, es una entrañable comedia romántica con tintes de humor negro aunque realmente se trata de un remake de la película homónima de 1967 escrita por Peter Cook.

También lee: Joy: la reseña cinematográfica

Dirigida por Harold Ramis, este remake tiene la particularidad de que EL DIABLO tiene cara de mujer, en este caso la espectacular Elizabeth Hurley, que se da vida interpretando al príncipe de las tinieblas con un muy marcado acento británico.

Y no es para menos, la química que genera junto a Brendan Fraser es enorme, situando a los personajes en constante confrontación con resultados hilarantes, ya que como dice el dicho » El diablo está en los detalles.

El carisma de Fraser es innegable y eso se ve en las viñetas que muestran cada deseo y las situaciones en las cuales el DIABLO lo coloca.

Por ejemplo cuando le pide que lo vuelva un hombre educado, sensible, culto, refinado, aparece un inconveniente muy fuerte

Protagonizada por Elizabeth Hurley y Brendan Fraser, es una película redonda.

Al diablo con el diablo: la reseña cinematográfica

Te puede interesar: Muelle Once, la nueva oferta gastronómica que causa sensación en el Caribe Mexicano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *